Ver esta publicación en Instagram

La conceptualización misma de los Valores Dietarios Recomendados (VDR) podría ser imperfecta. En los años 50, el Dr. Roger Williams desarrolló el concepto de “individualidad bioquímica”. Williams fue uno de los más eminentes investigadores de las vitaminas en el siglo XX. Individualidad bioquímica significa que cada uno de nosotros es una unidad nutricional, bioquímica, genética y anatómica. Así como nos vemos diferentes por fuera, cada uno de nosotros necesita diferentes montos de vitaminas. Para la salud de una persona podrían ser suficientes 100 mg al día de vitamina C, en tanto que para la de otra podrían ser necesarios 3.000 mg. Estas diferencias provienen de nuestra individualidad genética, así como de las diferentes condiciones que cada uno experimentó cuando se hallaba en el útero y al desarrollarse, esto tiene que ver con la epigenetica. Como ejemplo, hay estómagos de todos los tamaños y formas, y algunas personas producen muchas más enzimas digestivas que otras. Aquellas con buena digestión absorberán los nutrientes mejor que otras con una digestión peor. Tales diferencias, que existen a un nivel corporal muy sutil, poseen profundos efectos sobre nuestra salud y sobre el riesgo de enfermar. Lo fundamental es que todos necesitamos vitaminas y minerales; pero, como somos diferentes, cada uno necesita vitaminas y minerales diferentes en cantidades diferentes. No es lo mismo para todos. @dr.samuelsantokh #Medicinapersonalizada #nutriciónpersonalizada #Medicinanutricional #HealthCoaching #IUMA #YogaMedicinal #NutriciónConsciente #Nutriendoelcuerpo #Medicinadelfuturo #PNI #PNIc #Psiconeuroinmunología

Una publicación compartida de IUMA Yoga Medicinal (@yogamedicinal) el

Ver esta publicación en Instagram

Los estudios nutricionales han descubierto que la mitad de los ciudadanos estadounidenses consume diariamente menos de 50 mg de vitamina C, y que el 25% ingiere menos de 39 mg —lo que es holgadamente inferior a los Valores Dietarios Recomendados (VDR), que ascienden a 90 mg. En otros estudios se descubrió que la mitad de la población consume al día solo 950 UI de vitamina A (un 19% de los VDR) y 4 UI de vitamina E (un 18% de los VDR), o aún menos. El mismo modelo se aplica al consumo de otros micronutrientes, lo que significa que una gran cantidad de personas simplemente no recibe suficientes vitaminas. Estas cantidades resultan aún peores si se considera que los VDR son muy moderados, siendo las necesidades normales probablemente mayores. Por otra parte, incluso una buena dieta no es garantía de que nuestro organismo esté absorbiendo bien los nutrientes, debido a los estudios recientes donde relacionando la acción del sistema inmunológico a nivel del tubo digestivo en la absorción de nutrientes y también el estado emocional en que se encuentre esa personal al momento de ingerir alimentos. La Dra. Sherry Rogers, de Syracuse, Nueva York, subraya: “Tú eres lo que absorbes”. Y son muchas las circunstancias que pueden interferir en una absorción normal. Así, por ejemplo, las dietas ricas en sodio (es decir, la sal de mesa) alteran la absorción de calcio, y los cereales interfieren en la absorción de la vitamina D. En ocasiones, la gente tiene además sutiles defectos genéticos que limitan el efecto de las vitaminas. #Inmunonutrición #PNIc #PNI #psiconeuroinmunología #inmunonutrición #HealthCoaching #nutriciónconsciente #medicinaortomolecular #terapiaortomolecular #coachdenutrición #coachdesalud #entrenandosalud #healthyfood #healthylife #YogaMedicinal #Yogaysalud #mindfulness #tueresloquecomes

Una publicación compartida de IUMA Yoga Medicinal (@yogamedicinal) el

Ver esta publicación en Instagram

Todos hemos oído que los ciudadanos norteamericanos están s entre las personas más sobrealimentadas del planeta, ya que en la actualidad casi dos tercios de todos los estadounidenses padecen #sobrepeso u #obesidad. Esta situación es señal de un severo desequilibrio alimentario, que frecuentemente significa que se toman menos vitaminas que las necesarias. Una razón de ello es que, en muchos casos, la gente no selecciona bien los alimentos. La mayoría de las vitaminas está presente en mayor cantidad en las frutas y en los vegetales, y por eso el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda que los seres humanos consuman por lo menos 3 porciones diarias de fruta y verdura. No obstante, varios estudios han descubierto que solo entre el 9% y el 32% de los norteamericanos consumen 3 porciones diarias de fruta y verdura, ¡lo cual significa que entre el 68% y el 91% no lo hace! Es fácil ser tentado por las hamburguesas, las patatas fritas, el pollo frito y las bebidas dulces, pasando por alto las ensaladas y los brócoles, con lo que se pierden un montón de vitaminas. @dr.samuelsantokh #medicinaortomolecular #nutriciónintegral #nutriciónconsciente #vidapaleo #dietapaleo #PNIc #psiconeuroinmunología #HealthCoaching #coachdesalud #entrenandosalud #entrenadordesalud #educandonutrición #educación #master #alimentaciónsaludable #nutriciónsaludable #healthyfood #healthynutrition

Una publicación compartida de IUMA Yoga Medicinal (@yogamedicinal) el

Ver esta publicación en Instagram

Las investigaciones modernas han cambiado y ampliado este punto de vista acerca de las vitaminas y minerales. Los ladrillos que construyen nuestro cuerpo y sus sustancias bioquímicas son los nutrientes, a saber, las proteínas, los carbohidratos, las grasas, los minerales y las vitaminas. En cierto sentido, las vitaminas ayudan a vincular entre sí el corazón, los pulmones, la piel, el encéfalo y otros órganos. Las vitaminas son necesarias, asimismo, para que el cuerpo produzca enzimas, hormonas, energía, nuevas células (como las de la sangre y las de la piel) e incluso ácido desoxirribonucleico (el ADN del cual están hechos nuestros genes). Esta concepción de unificación del cuerpo es la base del trabajo de la Psiconeuroinmunología Clínica, la cual incluye el uso de los conocimientos sobre epigenética. Las últimas investigaciones acerca de las vitaminas demuestran que el uso adecuado de estas protegen los genes de los daños “encendiendo” los buenos genes y “apagando” los malos. La salud de nuestros genes es importante, porque estos ejercen una influencia sobre nuestra salud y, en particular, sobre el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades como el cáncer. Al ayudar al organismo a funcionar con normalidad, las vitaminas mejoran la salud y previenen la enfermedad. #PNIc #Psiconeuroinmunología #Medicinaortomolecular #Medicinadelfuturo #HealthCoaching #Coachingdesalud #entrenadordesalud #ConocimientoConsciente #Epigentica #epimutación #epifenomeno #terapiaortomolecular #medicinanutricional

Una publicación compartida de IUMA Yoga Medicinal (@yogamedicinal) el