Cada día que pasa se van publicando más artículos científicos  y estudios centrados en el origen evolutivo de la salud y de la enfermedad. Se han ido identificado vínculos entre la nutrición temprana, los procesos epigenéticos y las enfermedades también en la vida posterior.

Diferentes mecanismos epigenéticos son provocados por factores dietéticos en edades tempranas de desarrollo crítico que pueden afectar la susceptibilidad a varias enfermedades en la edad adulta. Al revisar la bibliografia cientifica se sugieren que la dieta materna y neonatal puede tener efectos duraderos en el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles en la edad adulta, en particular los componentes del llamado síndrome metabólico, como la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2, Obesidad, dislipidemia, hipertensión y ECV. Diferentes mecanismos epigenéticos pueden, al menos en parte, explicar la forma en que los factores dietéticos en los primeros pasos críticos del desarrollo podrían afectar la susceptibilidad a desarrollar enfermedades metabólicas en la edad adulta. 

Tambien se encuentra que tanto  la desnutrición neonatal como la desnutrición materna, asi como la nutrición excesiva pueden interactuar con los genes que controlan el metabolismo de los lípidos y los carbohidratos. La nutrición postnatal temprana también puede representar un determinante vital de la salud del adulto al influir en el desarrollo y la función de la microbiota intestinal. Una composición y función inadecuadas de la microbiota intestinal en la vida temprana parece explicar la programación desviada de la inmunidad posterior y el estado general de salud. En este sentido, los probióticos, que tienen el potencial de restablecer el equilibrio de la microbiota intestinal, pueden ser eficaces para prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas mediadas por el sistema inmunitario. Más recientemente, se supone que los mecanismos epigenéticos provocados por los probióticos a través de la producción de ácidos grasos de cadena corta (SCFA) son la clave para entender cómo median sus numerosos efectos de promoción de la salud desde el intestino hasta los tejidos periféricos.

Gran parte del progreso reciente en la comprensión de los fenómenos epigenéticos se puede atribuir directamente a las tecnologías que permiten a los investigadores identificar la ubicación genómica de las proteínas que empaquetan y regulan el acceso al ADN.   Dada la plasticidad de las marcas epigenéticas y su capacidad de respuesta a los factores dietéticos, existe un potencial para el desarrollo de marcas epigenéticas como marcadores biológicos de la salud para su uso en estudios de intervención.​

Si deseas aprender sobre mecanismos epigenéticos puedes participar en nuestro cursos de capacitación en Health Coaching

FUENTE:

1.- R. B. Canani, M. D. Costanzo, L. Leone, G. Bedogni, P. Brambilla, S. Cianfarani, V. Nobili, A. Pietrobelli y C. Agostoni, “Epigenetic me- chanisms elicited by nutrition in early life”, Nutrition Research Reviews, vol. 24, n.o 02, p ́ags. 198-205, oct. de 2011. doi: 10.1017/s0954422411000102.